Desmitificando la complejidad de sistemas

La complejidad de la sociedad moderna siempre sera atemorizante y molesta. Esta complejidad se despliega diariamente en los sistemas corporativos, lo que hace aún más difícil su planificación y operación. Al indagar en cualquier fábrica o centro de salud se puede sentir la confusión y/o falta de coordinación que a menudo parece prevalecer. Mucho de lo que se pretende que sea un esfuerzo coordinado para realizar un trabajo termina siendo poco más que conmoción al azar que termina en resultados fortuitos. Bienvenido al mundo de los sistemas complejos!