¡¡¡ Mejora la distribución de carga en Bogotá…!!!

El pasado 17 de octubre, la Alcaldía de Bogotá, emitió el Decreto 593 en el que se restringe “por solo 6 meses” en algunas horas y algunas zonas de la ciudad, la circulación de vehículos de carga superiores a 7 Ton, esto con el fin de disminuir la contaminación, la seguridad vial y la congestión, lo que suena un alivio para el ciudadano. Sin embargo, es importante entender el contexto del abastecimiento de la ciudad.

En logística de distribución urbana, hay muchos elementos que se deben considerar, que incluyen: demanda en sus diferentes dimensiones (cantidad, ubicación, tipo de carga, etc); transporte y sus tipos de vehículo; costo de entrega; red de operación, entre otros. Para efecto de ilustrar lo que la medida puede impactar al abastecimiento de la ciudad y a usted como ciudadano, ejemplifiquemos el caso de Alimentos Don José un fabricante, ubicado por en la via Mosquera, que tiene que entregar unos 100 pedidos día, cada uno de 500 kilos (50 Ton / día), en una jornada de 10 horas y que se movilizan en vehículos tipo ‘sencillo’ de capacidad 10 Ton, que es el que usan, por ejemplo, las compañías de bebidas o algunas de cadenas de tiendas.

Para entregar sus pedidos, tiene una flota de 5 camiones, cada uno que entrega 20 pedidos, en cada pedido tarda 30 min y así optimiza la capacidad de su vehículo y se ajusta a la jornada laboral de 10 horas que es lo debido, además de ofrecer un buen precio. Ha estimado el costo de operación de sus vehículos cada uno en $400.000 / dia, para un total de $2.000.000 por día.

Con el nuevo decreto, se restringe la circulación de este tipo de vehículos en algunas zonas dos horas en la mañana y en otras 2.5 horas adicionales, de manera que para algunas zonas su jornada de trabajo se reduce a 5.5 u 8 horas, supongamos que en promedio 6 horas. ¿Qué efecto tiene la nueva medida en la distribución de don José?

Ahora cada uno de sus vehículos solo podrá llevar entre 12 y 16 pedidos, ya que no le alcanza el tiempo para entregarlos, por lo que le toca aumentar su flota de 2 a 3 carros adicionales para poder cumplirle a sus clientes, además debe arrancar más temprano la jornada lo que implica mas costo de personal. En síntesis, a partir del próximo mes su costo ascenderá un 50% hasta unos $3.000.000 diarios.

A don José además le preocupa que, desde hace casi 18 años, luego de montar su fábrica, prometieron que la Calle 13 sería una via modelo que como eje central de carga no tendría restricción de acceso a la ciudad. Hoy tristemente está casi peor que en ese entonces.

En síntesis, el costo y número de vehículos se incrementa, lo que además conlleva más congestión, más contaminación, más viajes y más inseguridad al peatón, que es justo lo contrario que se pretende con la medida, que de manera miope solo contempla el corto plazo. El problema es que la ineficiencia la pagamos todos y Don José debe subir su precio, por lo que el costo de nuestro desayuno se incrementará.